jueves, 16 de mayo de 2013

ESPERANDO LA MAGNA, POR FRANCISCO AYALA.

Las flores de la Alhambra bajarán hasta tu palio.

Mucho tiempo llevaba yo esperando este momento, han pasado ya unos cuantos años desde que mis torpes manos pusieses aquellas primeras rosas en el momento en el que como cada año,  bajas del cielo para que todos los granadinos pueden besar tu mano....
hace ya unos cuantos años...ahora ha llegado el momento de la verdad, ha llegado la hora de adornar tu bendito altar, ese de oro grana y plata,  ese barco con el que navegas por Granada como capitana del realejo, Granada y  y guía de nuestras almas...  "Con flores a María" en este mes de mayo en el que todas las flores nacen, en el que todo es resurgir, renacer, lo que parece imposible se hace realidad-..La primavera, que mes tan bello...el mes de María.  

Cuantos sentimientos, cuantas dudas, ¿con que adornar tu paso? ¿que flor puede ser la digna para acompañarte en esta travesía del mes de mayo?...una vez más,  cuantas dudas, sin ser de aquí, Madre mía del Rosario,  no soy de Granada si no de Ronda, ¿quien soy yo para perfumar y adornar tu barco? nadie...a pesar de todo tengo que decir que nunca olvidaré la primera vez que vi ese perfil al entrar en Santo Domingo, iglesia de mis amores, en el que tantos buenos y malos momentos he vivido, pero siempre en la mejor compañía, muchos llegaron, otros se fueron, pero tu siempre has estado presente... ese rostro dulce,  tierno, sereno y a la vez compungido por un hijo que ha caído tres veces, cargando con la cruz de todos nosotros pecadores...no hay palabras que puedan explicar un semblante como el tuyo...torpes palabras al fin y al cabo, tanto como mis manos que son incapaces de honrarte como realmente deberían, al poner flores; unas flores que nunca serán las merecidas para venerar a la Madre del divino Redentor, a la Reina del cielo, que baja cada 6 de diciembre hasta el marmóreo suelo de Santo Domingo... una vez más dudas...¿como una mirada puede transmitir serenidad y dulzura  a la vez que una pena inmensa por el sufrir de un hijo que  camina por nosotros hacia una muerte lenta y dolorosa?, nuevamente no hay palabras.   

Madre cuantas veces he soñado este momento, el de rodearte de la belleza y el aroma que solo una flor puede dar...
Una vez tuve un sueño en el que las flores de la Alhambra bajaban a tu paso...esas flores que parecían rosas pero no eran rosas, sino flores de la Alhambra, flores que pedían rodearte, y hoy más que nunca,  en una efeméride tan grande como es la que acontece, cien años hace desde que el pueblo de Granada coronara a la gran devoción de Andalucía, de España, ¿del mundo quizás?,y la hermandad del Rosario como el resto de hermandades de Granada quieren venerarla, La Virgen de las Angustias. 

Flores de la Alhambra bajan a tu palio Reina del Rosario, como el agua que brota de un manatial allá sobre la montaña  buscando la calma de la llanura.Si la Alhambra es donde nace ese río de flores,  el realejo es el valle donde ese torrente descansa.   
¿Como he llegado hasta aquí?, si no nací aquí, nuevamente ¿quien soy yo?, nadie... solo la divina providencia y la confianza que muchas personas han puesto en mi, me han hecho dar este paso y  escribir estas palabras.
Solo te ruego que me ayudes una vez más y hoy más que nunca a que mis (una vez mas) torpes manos, dignifiquen en la medida de lo posible lo que significa cobijarte con  flores para así intentar de alguna forma  aliviar tu pena, que en este 18 de mayo será menos pena que nunca. 

 Yo solo quiero bajar las flores de la Alhambra hasta tu palio, quiero que mi sueño se haga realidad,  Madre ayúdame, tengo mucho miedo, pero a la vez una tremenda ilusión, llevo tanto tiempo esperando este momento...  solo espero estar a la altura y honrarte con mi humilde trabajo en la medida de lo posible....En este mes de mayo en el que las flores de la Alhambra bajan a tu palio...

Francisco Ayala Anaya
Hermano del Rosario
Prioste