PREGÓN DE LA SEMANA SANTA DEL REALEJO 2.012

PREGON SEMANA SANTA DEL REALEJO
¡Gloria al Realejo!
18 Diciembre de 2.011



Gloria al Realejo, sí en el Realejo Gloria, ……… Bendito tu eres Realejo…….., bendito tú, bendito tú por ser la casa del señor y altar de María Santísima, el cielo arrió en la tierra, y la tierra en momentos se revistió de Barrio, manantial de almas hermanadas en el amor y pasión a Jesucristo, testigo de un pasado que se renueva año a año, jardín de aromas donde se entremezclan sentimiento y devoción, perfume embriagador, arrabal que nos lleva a soñar amando, vivir sintiendo…. Vivir…., vivir con la verdad del corazón y al calor de la amistad, paraíso tú exuberante en sentimientos puros, donde las mentiras no tienen verdad y lo íntimo se comparte con un abrazo o en una mirada, todo a flor de piel, todo a voz alta. Realejo, barrio tú que sanas las heridas del alma, inspiración de poetas y músicos de renombre como Lorca y Falla pues en tus hechuras se ciñe la poesía, la música, ………. la luz y el color se enamoran de tus calles y plazas, la exaltación se apodera de la medida, la calma busca la oración, todo un vergel lleno de vida, una bendita locura de pasiones.
El Realejo es el Reino de Dios, es sucursal de almas de a pie, es oficina principal de un Dios cercano,……el Realejo……….. debe ser lo más parecido en la Tierra al Cielo.

Realejo para quererte me sobran motivos, me muero por sentirte, me desvelo para verte,………… Realejo sueño con tu nombre, solo tú Realejo, ……las horas no se acaban sin ti, que sigan las noches que te vi, tú infinita gracia, déjame por siempre sentir tu presencia.
Ole tú y ole tú, Realejo, Bendito tu eres, Realejo, bendito tú, mi barrio andaluz.
Gracias Realejo por ser así, por dejarte querer, por acoger a este voluntario cirineo de tus tradiciones.
**
Antes de seguir pregonándote, antes de cantar tu Gloria, déjame contarte mis secretos, con tu venia reviro en el remanso de mi recuerdo y llevo mi mirada a mis inicios, esta noche quiero abrir mi interior y sincerarme con mi corazón, con mis sentimientos.
Todo empezó con una mirada clara de Esperanza, un capricho de amor, el amor de madre fue semilla que germina desde entonces en mi vida, Ella,……….. tú me llevaste en esas primeras chicotás de juventud y abriste delante mía un mundo donde vivir, me distes los hermanos que la sangre no me pudo dar y me enseñaste que si el Gran Poder del amor cae, por tres veces o más volverá a levantarse, me rodeaste de buenas personas sin las que hoy no llevaría sentido mi vida, por eso hoy me reafirmo y me confieso devoto de la madre de Dios, cristiano, costalero de Cristo, y hermano de mis amigos,…
…..A vosotros que con vuestro amor habéis tocado mi corazón y hecho posible esta bonita chicotá, vosotros sin los que yo no sería y hoy no estaría aquí, ………gracias, gracias por confiar en mí, estar ahí y ser mi familia.

Pero Realejo, no puedo seguir hablándote desde mi corazón sin antes hacer justicia a mi alma y a la verdad, déjame agradecerles al amor de mi vida todo lo que ellos me dan, como explicaros a vosotros sangre de mi sangre, y compañera de amor dueña de mis besos, lo que siento, sois lo que yo más quiero, y no me canso de decirlo, sé que por vosotros quiero vivir y sentir, gracias por hacerme persona, seguir a mi lado, gracias por dar vida a mi vida, compartirla junto a mí y llenar mi mundo de amor.
****
Reverendas Madres Comendadoras de Santiago, Hermanos mayores de las Hermandades y Cofradías del Realejo, presidente de la Asociación Vecinos del Realejo, hermanos, amigos y cofrades todos del Barrio del Realejo, buenas noches y gracias por querer escuchar a este aprendiz de la palabra en el arte de pregonar, y Estarli gracias pues se que hablas desde la sinceridad de tu corazón y quien mejor que tú para presentarme si fue tu mano la que me trajo al Realejo ante la llamada de Nuestro Señor Jesús, siempre me demostraste con tu cariño la fidelidad de tu amistad, gracias una vez más hermano.

Fin de Semana del 17 al 18 de Diciembre del pasado año, festividad de mi niña Esperanza, mi querido amigo y Hermano Mayor D. Francisco Castro me comunica que he sido designado con el honor de Pregonar la Semana Santa del Realejo, confieso que mi primer sentimiento, fue temor a tan grande responsabilidad, hoy puedo decir sin lugar a duda que esta honrosa tarea es una de las igualás y chicotás más difíciles de mi vida pero a la vez tan bonita, ha sido una bendita locura, a mi mente la puse a trabajar al servicio del recuerdo bajo la atenta mirada del corazón, pude entrar de lleno en mi memoria intentado visualizar y rescatar vivencias del pasado, en estos días he vivido más que nunca en el Realejo, con mi Realejo, os he visto a todos y yo ahí junto a El, junto a vosotros, hubo tiempo para la reflexión, el análisis sobre el verdadero ser y significado de nuestras Hermandades y Cofradías, creo haber visto su verdad, pude constatar desde el lugar de la observación de lo ya vivido la existencia de Cristo en nuestras vidas, me di cuenta que nuestra madre, la Madre de Dios, siempre ha estado presente en nuestras vidas, ofreciendo su mano, su amor, para llevarnos junto a El, sin separarse un solo momento, existe algo más grande que el amor de madre, lo más bello del ser que da la vida a otro ser. Es verdad que entré en la desesperación más de una vez pues el recuerdo de algunas de las muchas vivencias y personas ha sido tan especial que el solo hecho de pensar que ya pasaron y no volverán me desconsolaba, lloré más de una y dos veces, por supuesto siempre de emoción, pues estoy pregonando para mí la vida, un todo que junto a mi familia llenan mi ser.
El gozo, la alegría y la satisfacción sentidas desde ese bendito 18 de diciembre perduran y vienen con la ropa bien hecha hasta llegar a esta tarde del tercer sábado cuaresmal, hoy tomo el llamaor que ha de llevar al Cielo una vez más a nuestras Hermandades y Cofradías, hoy me ofrecéis la delantera de vuestros pasos de misterio, pasos de Cristo y benditos palios de la Madre de Dios, para llevar con la palabra a la Gloria del Realejo, y sentirnos todos juntos en el Cielo, sí hoy es  una tarde nunca vivida por mí, única, gozosa, y muy especial,……… pero sin embargo me ha resultado tan familiar,……… momentos antes de venir todavía en casa en las horas previas donde uno se asea y se prepara para tan importante cita, parecía que el ritual de cada miércoles santo se repitiera, similares sensaciones, mientras me disponía a vestir el traje a llevar, situaba los gemelos de la camisa cada uno en su ojal y anudaba la corbata, mi mente me transportaba ante la atenta mirada del Señor, los nervios aparecían, por instantes situaba este atril bajo el dintel bendito del pórtico de la Gloria de la Iglesia de Santo Domingo, en frente mi Cristo en su paso de misterio antes de salvar la estrechez del cancel, y en la calle con la atención puesta en un único punto,….. la espera del Realejo, efectivamente esta noche también traigo la voz amarrada al corazón y vengo dispuesto a cuadrar mis sentimientos para salvar toda dificultad de mi intimidad y así fluya la grandeza y verdad que se merecen nuestras Hermandades y Cofradías en su Semana Santa del Realejo.  
**

Me siento abrumado y a la vez orgulloso de saberme por unos instantes en la misma trabajadera donde han igualao grandes costaleros de la palabra de nuestra Ciudad, cofrades de nuestro Barrio,…………… como por ejemplo Antonio González, Jorge Martínez, Cecilio Cabello y por supuesto mis amigos y costaleros David Jiménez y Muriel, Antonio Valentín García Morón y Alvaro Barea, todos ellos enamorados de un barrio que con sus Hermandades y Cofradías se pasea por la Gloria cada semana santa.
Gracias por tan digno honor y otorgarme la satisfacción de ser uno más de esos 29 afortunados, brindándome la oportunidad para que mi voz pueda ser reflejo de ese eco de miles de corazones realejeños.

Hoy, noche con sabor también a quinario de mi cristo clavado en cruz de plata protegido por la mirada de su madre Consolación, me revisto de Realejo, y vengo fijao en los costeros, bien agarrao a la zambrana de mi corazón y dispuesto en la bendita trabajadera que abre paso a una nueva Semana Santa, bendita sí,…………….. en esta noche especial para mí, vengo a sentirme listero que llenará un nuevo cuadrante de sensaciones y sentimientos, muchos en el recuerdo y otros que quedan por venir……, en esta noche me cuelo en el calor de las casas hermandad del Realejo, en calle Panaderos, Calle Santiago, Escutia o Carril de San Cecilio, y me reencuentro con todo un ramillete de hermanos ilusionados en los preparativos y el orden que requiere una próxima estación de penitencia,…….. priostes, secretaría, albaceas, tesoreros, mayordomos, diputados, todo en ebullición buscando la perfección, hermanos sin los que con su trabajo y entrega nada de esto sería posible, mujeres y hombres, muchos anónimos, verdaderos protagonistas de la existencia de nuestras Hermandades y Cofradías (verdad Mari Carmen, Laly, Mariché, Tomás, Plácido, Carlos, Emilio),……………… pongo oído a tertulias de costaleros, músicos, nazarenos, cofrades todos y amantes de nuestras tradiciones, granada entera y el Realejo entre varales, que con el auxilio de una barra agasajada de la gastronomía casera de los  hermanos designados para la ocasión nos llevará a altas horas de la madrugada hablando de lo nuestro.
Hoy quiero tomar prestada la túnica y capa de nazareno adamascada de la Hermandad de Santa María de la Alhambra y cruzando el Realejo desde Calle Antequeruela Baja, pasando por el Campo del Príncipe, Plaza de Fortuny y calle Varela,…… tocar las puertas de la Iglesia Santuario de Ntra Señora del Perpetuo Socorro con la llave que abre la Semana Santa de Granada.
En este tercer Sábado de Cuaresma quiero sentir el gozo de un Domingo de Ramos radiante y ser costalero comandado por la voces de José Manuel Quesada y Miguel Angel Roldán, a pasito corto, un poquito a tierra, rodeado de grandes costaleros como Ricardo, Fran, Joaquín, Fandila, los hermanos Collantes, Morente, Heriberto Eslava, Alvarito y todos juntos a sones de Eucaristía salvar el dintel bendecido de la puerta de Santo Domingo, llevando al Realejo su primer misterio, la Santa Cena Sacramental, un pasaje evangélico sencillo de comprender y a la vez tan profundo y lleno de significado para el cristiano.
Esta noche tomo prestada la corneta de mi hermano, D. Javier Quiroga Morente, Wily, y la magistral partitura de D. Felipe Cañizares, y pido licencia para formar parte de una legión de cornetas y tambores, trompetas y trombones, todos en formación, uniformados,…… artífices de la melodía primaveral, banda sonora del Realejo. Me imagino en la blanca trabajadera de la banda de cornetas y Tambores de Ntro. Padre Jesús de las Tres Caídas y siento como mi corazón traspasa la boquilla de una corneta aliviando el sufrimiento de un Cristo por tres veces caído. Quiero sentirme plegaria de la Agrupación Musical del Dulce Nombre de Jesús y lanzar al aire del Realejo sones que limpien al Rey de los Cielos de toda burla terrenal, reivindicando el respeto a los valores de nuestra religión y la libertad que nos concede sentirnos hijos de Dios y María Santísima.
Permitirme seguir soñando,………… esta noche quiero revestirme con las túnicas nazarenas de las hermandades del Realejo, alzando las cruces de guía que abrirán los seis cortejos penitenciales donde nazarenos, penitentes y bellas promesas de mantilla perfumarán las calles de Granada con aroma del Realejo.



Hoy quiero alzar mi voz y entonar un nuevo “Venga de Frente”, recoger el testigo de la experiencia, todo un legado que nace en el Realejo y se alimenta en el mismo Realejo, nuestro barrio sabe de Capataces y Costaleros, pues no es fortuito que atesoremos a los dos maestros de capataces D. Antonio Sánchez Osuna y D. José Carvajal, a los que habría que sumar la incomparable humanidad e impronta de otro grande en las líderes del martillo como D. José Carranza, nuestro Wily. En el mundo de la costalería, el Realejo tiene gran relevancia, a finales de los años  setenta principios de los ochenta un nutrido grupo de jóvenes, entre ellos Manolo Ocón, Carlos Segura, Jesús Ortiz, Rafa Cortes y muchos más, hoy ya en su madurez, ponen su granito de arena para reactivar desde su posición el interés general por nuestras Hermandades y Cofradías, en nuestro barrio se fundan cuadrillas como la Santa Cruz, Favores, Victoria, verdaderas lanzaderas de cofrades y costaleros de la Semana Santa de nuestra ciudad, somos pioneros en llevar a la práctica vocablos hasta la fecha desconocidos en Granada como el concepto de hermano costaleros y el modo de llevar los pasos a costal.
Esta noche vuelvo a tomar mi verdad, tomo el costal morado y me siento costalero del Realejo, compadre sigue fijándome por dios Bendito no me dejes nunca, Paco como siempre ábrenos los caminos que nos llevan al señor, Josemi unidos en todas y cada una de la revirás de la vida, Enrique hermano mantennos en la constancia de nuestro andar, Alex, Jesús, Salud y Tres Caídas por siempre………………………………….ser costalero del Realejo, es un regalo que todo cofrade debía sentir, ser costalero en el Realejo es una bendición,………. Hermanos Costaleros hay que seguir, hay que seguir queriendo a Cristo, nuestra fuerza está en la devoción, y en nuestro caso no hay afición sin devoción.

Y como no, para llevar a la Gloria al Realejo, hay que sentir la alegría de la Resurrección, hay que ser niño en el Realejo, facundillo Dulce Nombre de Jesús, su paso una alfombra de corazones semilla de los que también antaño sintieron acelerar sus pulsaciones al compas de campanillas, aroma de inocencia llamados a ser relevo que generación tras generación perpetuarán el amor a Cristo, hoy tomo prestado el apellido León para sentirme más familia que nunca en mi Barrio e impregnarme de un Cristo vivo,…….. sí Fernando, capataz con sabor a Gloria, toca una vez más su llamaor con repique a campana y eleva nuestros corazones llenos de Barrio a la Gloria.
**
Casualidades de la vida, coincidencia o no, mi lugar de trabajo está ubicado justo en el límite de la demarcación geográfica de nuestro barrio, donde Cristobal Colón solicita permiso a la Reina Isabel  la Católica para explorar nuevos territorios a cristianizar, dicho enclave me permite observar como es su gente, sus espacios, las calles por donde discurrirán cortejos penitenciales,………….. cada rincón, cada esquina guarda una historia, un deseo, un amor, un desamor, una esperanza, promesa………….pasión.
En la entrada al Barrio, a un lado un judío, El moro,……. Tibón mantiene su mano derecha sobre el corazón y con su izquierda levanta un documento al cielo, jurando que nuestro Barrio no necesita traducción, pues al otro lado Jesús Caído en un azulejo sobre la fachada del antiguo convento de San Francisco Casa Grande hoy reconvertido en centro de adoctrinamiento militar  recuerda que desde tiempos pretéritos en el Realejo habita Dios y concentra lo divino de lo humano.
Nuestro barrio no admite dudas, se le ve de lejos, no tiene doble sentido, no pide peaje a cambio, no se esconde……. siempre de frente como sus Hermandades y Cofradías,………… la esencia de un Barrio,…………. quien es la causa y quien es el efecto, es un binomio perfecto, no se entiende el Realejo sin sus Hermandades, y sus Hermandades no tienen otra forma de ser y sentir que no sea El Realejo, uno no es sin el otro, no me imagino nuestro barrio vacío de tanto amor y pasión, y no me imagino a nuestras Hermandades y Cofradías sin su Jerusalén Realejeña, se constituye en una filosofía de vida, es rezar en alto, las raíces de barrio están tan profundamente arraigadas en el alma de sus cofrades que llevan a vivir su semana santa de una forma distinta a veces difícil de explicar con palabras.



El Realejo y sus cofradías es uno solo, está en todas partes, único, no exclusivo, es Universal, acoge a toda persona que ama a Cristo y a Mª Santísima, sus gentes, sus cofrades en su condición son como esas capillitas de madera móviles llenas de Gloria Auxiliadora que se cuelan a través del amor y la oración en el hogar de muchas familias.
Sus calles abrazan a sus gentes, al igual que sus cofrades necesitan abrazarse, besarse, sentirse unos a los otros, pues El Realejo enamora y hace vivir a sus cofrades una bonita historia de amor, donde Jesús y María son el epicentro y respuesta a todo un laberinto de pasiones.
Ser cofrade en el Realejo exige verdad, sus cofradías son de corazón abierto, en su camino no cuenta la envidia, sí,  así, es más fácil caminar dejando la envidia, los rencores, los protagonismos y la sin razón.
La verdad del cofrade del Realejo no es eventual, el cofrade del Realejo es para siempre, no se nos olvide, es para siempre, no es transición con la mente puesta en algún otro objetivo marcado, los sentimientos del Realejo no buscan el reconocimiento externo, no entienden de currículum para llenar ambiciones, la verdad de las Hermandades del Realejo es profundidad, contenido, es saberse y querer ser Iglesia, y ganarse con el trabajo el lugar que queremos ocupar.
Ya lo decía Fray Luis de Granada “donde hay trabajos en el mundo, hay favores del cielo, y donde hay contradicciones de la naturaleza, hay socorros de gracia”.
El trabajo y la labor de Hermandad debe ser de muchos y no recaer solo en unos pocos, debemos tomar ejemplo de aquellos cofrades, de aquellos hermanos que dejan su vida en nuestras hermandades y cofradías, hay que intentar alcanzar la misma cadencia y compas todos juntos en el caminar para bien de nuestras corporaciones, debemos crecer en el amor a Cristo y ser coherentes en nuestros actos con nuestra fe y devoción.
Lo que hoy son nuestras Hermandades y Cofradías se lo debemos a ese grupo de cofrades responsabilizados, ya es hora de tomar conciencia de que ser cofrade es adquirir un compromiso voluntario más allá de un mero entretenimiento para fines de semana o una moda de usar y olvidar cuando no interesa, es un compromiso con el resto de hermanos, con la comunidad cristiana y con Dios, ante Jesús somos todos iguales pero este hecho tenemos que refrendarlo insisto con nuestro compromiso. Benditos vosotros que el ejemplo lo lleváis a la práctica, y sin pedir nada a cambio ocupáis puestos de responsabilidad desde las Juntas de Gobierno o simplemente con vuestra sincera presencia y aportación levantáis acta de Fe que debemos profesar.
 A las Hermandades del Realejo llegan y se acercan propios y extraños, a la vez que el Realejo es cuna y manantial de cofrades en muchos aspectos,………………. cuantos costaleros de aquí han sido ayuda en otras cuadrillas, igual ocurre si hablamos de músicos, priostes, vestidores………cuantos miembros de Juntas de Gobierno han contribuido en el origen y fundación de otras hermandades de Granada. Sus gentes, de hermandad, han sido en algún momento de nuestra historia, revolucionarios y modelo a seguir por otras corporaciones.
La evolución en cuanto a lo humano y patrimonial que han experimentado las Hermandades y Cofradías del Realejo es una realidad, si bien aún nos falta insistir en la profundidad del sentido en cuanto a lo humano se refiere, pues los que estamos es por convencimiento propio y el número no importa, el contenido es lo interesante. Nos hemos acostumbrado muy pronto a tenerlo casi todo, ya nadie se acuerda del largo camino que nuestras hermandades han tenido que recorrer bajo la autentica austeridad y penurias vividas, alguna vez verdaderos obstáculos difícil de superar que hacían peligrar la salida procesional  a no ser por la inventiva y el trabajo de unos pocos, esmerándose en buscar y reparar túnicas nazarenas, enseres, parihuelas y pasos dañados por los años acumulados.
No siempre hemos podido disfrutar de una semana santa en el Realejo como hoy lo hacemos, los pasos de hoy no son los de ayer, las tallas y dorados que hoy conforman verdaderas obras de arte enalteciendo a nuestros titulares han visto culminar el anhelo de muchos. Los cotizados trabajos entre otros de Guzmán Bejarano, Antonio Martín, Julián Sánchez, Joaquín Pineda, Fernández y Enríquez, García y Po antes no estaban. Poco a poco y con mucho esfuerzo se va construyendo un legado que deberá perdurar en generaciones venideras.
**
Hoy podemos decir que todo está preparado para que la belleza brille aún más si cabe en el Realejo, todo en perfecta conjugación Barrio y Hermandades, Hermandades y Barrio,………………. sin lugar a duda todo un idilio pasional, ideal para eso mismo, ser perfecto escenario pasionista donde se sentirá en primera persona la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, sus calles se llenarán de gentes, mujeres y hombres, pueblo de Dios guiado por el amor al prójimo,……… en sus calles también comulgaran curiosos y extraños, unos atraídos por la faceta cultural y social de tan magno acontecimiento y otros, sin saberlo y casi sin explicación alguna, atraídos por el Aroma intenso, a veces desmesurado, que impregna todos los rincones del Realejo,…..el aroma del Realejo………fruto de la devoción popular en estado puro,….. Es un hecho que este Barrio y su Semana Santa hipnotiza, convence, convierte y hace dudar al que duda de un Dios vivo…………………

Veréis………….Miércoles Santo, ya hace cuatro o cinco Semanas Santas no recuerdo bien el año pero si el hecho, Estación de Penitencia con mi Hermandad del Rosario y Tres Caídas del Realejo, me sitúo os sitúo,………. revirá calle Carcel Alta – calle Elvira, me llama la atención, bueno mi atención no, pues ese día ésta tiene solo un dueño, por supuesto mi Cristo de las Tres Caídas y todo lo que rodea a la cuadrilla de costaleros y al paso de misterio, corrijo lo dicho, deparo con la mirada que junto al zanco izquierdo, a modo casi de nazareno asido a la manigueta, una joven esbelta, morena ella, sin rasgos definidos que identifiquen su procedencia, se ubica en este lugar con toda la propiedad y tranquilidad que pudiera otorgarle la tarjeta de sitio de hermano, por supuesto no va revestida ni de mantilla, ni del ropaje de servidor de paso, ni mucho menos de nazareno, y que yo conociera por el momento no igualé ninguna mujer costalera,…….. ya os digo junto al zanco izquierdo, su concentración era máxima, y sus sentidos allí puestos, sin distracción alguna, no hablaba, no articulaba palabra, si bien su cara, su expresión transmitía sorpresa, casi incredibilidad, su mirada buscaba a Cristo Caído pero también lo encontraba en las cuatro cartelas de su canasto neobarroco, en La Santa Cena, Huerto de los Olivos, Cañilla y en la Cruz de Favores…………………… chicotá tras chicotá pasamos Hospitalicos, dejamos calle Elvira y subimos por calle Colcha, bajo las trabajaderas de Cristo siempre cuadrilla de hombres hermanados en el esfuerzo y sobre todo por un sentimiento común, realizar estación de penitencia igualados por el peso de la cruz, purificando el alma con la pasión de la devoción, llevada al extremo de la afición y elevando al andar costalero a categoría de arte, todo arraigado en nuestra tradición………..Ella seguía allí, muy cerca de los respiraderos, aquellos que al igual que dejan pasar el aire fresco y la luz de todo un mundo exterior, delatan el anonimato del faldón,……… entre volutas de oro se podía oír los sonidos del corazón, 35 hombres rezando a Dios, 35 hombres rezando con Dios, hablándole en íntima plegaria, contándole sus problemas, confesando sus errores, pidiendo por sus padres, esposas, hijos, familia, amigos, queriendo seguir en su trabajo o deseando encontrar el jornal sustento de su familia, suplicando esperanza para sus enfermos, 35 hombres con paso firme y decidido, todos por igual, alzando a veces su voz para quererse junto a Cristo, animando al compañero, o mostrando su gozo por vivir el momento soñado,………………la voz también se hacía fuerte desde fuera, sin dudar un solo momento, a modo de lazarillo guiando el caminar costalero, Hay que seguir valiente, duro con el artistas, sí así, así se quiere a Cristo, hay que seguir queriendo a cristo, Venga de frente hermanos………………………. Poco a poco……       “izquierda adelante” “derecha atrás”, el misterio inicia su revirá, lenta, cadenciosa en su compás, gustándose en los costeros, saboreando más que nunca los sones de un Barrio, sabedores la gente buena del costal que tan sólo restan cinco variaciones antes de que la trasera sea delantera en la última chicotá, se acerca el final, sigue la revirá, el costero izquierdo aguanta el desnivel de la calle, Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas vuelve a reencontrarse con su Barrio, se mira asimismo, y el paso se arria justo a su altura, bajo el Azulejo del Señor,……….. mientras un bosque de espigados capirotes enfundados en morados capillos nazarenos trazan dos largas hileras de luz parpadeante, luz en los cirios, luz en sus ojos, única desnudez que el hábito nazareno hace pública, y luz en sus almas,…… todo dibuja un largo cortejo de capas blancas de pureza, hermanos uno tras otro, formando hasta cinco tramos de 15 parejas, en un riguroso silencio, caminando cada uno en su interior en verdadera comunión y conversación con Jesucristo………………. La Hermandad, adentrándose por calle Pavaneras y la Cofradía más Hermandad que nunca, en su Barrio, todo en perfecta coordinación, todos sabiendo ocupar su lugar,…………….. los tramos de Cristo ya en el Barrio, …………. y allí junto al zanco izquierdo sigue la misma joven, bañada en un mar de sensaciones, envuelta en nube de incienso purificador y partícipe de ese momento mágico,………ahora sí en ese instante, lo confieso, ella ya si despertaba mi interés,…………. permanecía en su sitio, a simple vista nadie le acompaña, de todas formas su actitud denotaba que nada ni nadie podía romper su momento, como os cuento ella seguía junto al zanco izquierdo girada hacia el paso, buscando su centro de atención,…………….Relevo ¡!!!!!!, faldón arriba salen costaleros, se dejan ver por instantes rostros sudorosos, marcados por el esfuerzo pero insultantes en su gozo y llenos de satisfacción, la misma que la de aquellos compañeros de refresco que en multitud de costales esperan su gloria junto al costero del paso para tomar su sitio en la trabajadera, algunos costaleros ya harán su último trabajo de ese Miércoles Santo, sabor agridulce, se nos va un año más, junto a la delantera del paso además del fiscal, también llegan otros diputados de tramo, entre ellos mi compi Antonio, ellos aquí se convertirán en capataz de bulla cercana y sentirán en su cercanía el paso firme del Señor Caído, todos cerca de El,  ………..y ella, la joven………… también allí, ya uno más, como si de cirineo costalero se tratara a la espera de la ayuda del Señor,………..su cara sigue reflejando sorpresa, admiración y satisfacción, a la vez que respeto de lo que estaba viviendo, sintiendo, …..mientras todo fluye en el rumbo trazado, en el aire ya se puede sentir el intenso, profundo, penetetrante Aroma a Realejo, sabor a Dios hecho hombre,…… el llamaor habla, tres aldabonazos seguidos de tres golpes de martillo y Jesucristo una vez más del Realejo al Cielo y del Cielo al Realejo entre costales blancos y morados, en esta ocasión previamente y como ya es tradición, también dejando su lugar se acercaron a la delantera cuatro inmaculados uniformes, Carlos, Wily, Zamorano y el más joven de todos ellos Antonio, son los  hermanos de la banda, casi un centenar de blancos cirineos, en este lugar y momento llevan a su Señor al cielo a golpe de llamaor y plegaria de cornetas y tambores dulce melodía primaveral……………… Cristo anda una vez más por las calles de su Barrio, El Realejo. El Barrio en ebullición, sí………..Cristo es rodeado de una bulla de fieles, devotos, apasionados,………….. todos en deseo de acariciarle con oraciones, saetas, palmas, vítores, piropos, entre ellos muchas caras conocidas, cofrades, hermanos del Realejo o de otras Hermandades de Granada, la ciudad en pleno allí reflejada, en su número también se cuentan ajenos a este ámbito o propios de otras poblaciones, diversidad de almas en sintonía que se niegan a dar la espalda a Cristo, van a su mismo compas, hacia atrás con igual cadencia en su andar, desorden espontáneamente organizado, miran cara a cara a su Dios……., dejan el recogimiento de lo íntimo para llegar casi al éxtasis de la pasión de los sentidos compartidos, es el Realejo en toda su esencia,……….perfume por calle Pavaneras,……….,Santa Escolástica, hasta Plaza Fortuny,……, calles donde se tutea a un Dios cercano,……….. en tan solo dos chicotas las siete trabajaderas de su portentoso paso de misterio, se igualan en una sola dando lugar y sitio a todo un Barrio integrado por la suma de miles de corazones y almas, aquí en este punto entregadas a la contemplación y diálogo con Dios, ya no es sólo bajo el faldón donde existe una fuerte declaración de amor, promesa y compromiso, ni tan siquiera es exclusivo en la rigurosa penitencia anónima de capillos nazarenos o del rezo enlutado del rosario revestido de mantilla,…… la onda expansiva se traslada a todos los presentes y abre, como diría un grande de nuestro Barrio con apellido Carvajal, esa línea directa con Dios, mantenida desde la sencillez y cercanía de la calle, sin complejos, libre, real, todo perfectamente encuadrado en su ubicación y momento, trazando una inmensa galería de arte en sentimientos verdaderos……………….. Pararse ahí, suena el martillo, el paso se arria……………Relevo ¡!!!!!!!!! y ya no aguanta más, esa joven que aún seguía allí, pero ya integrada y rodeada de Barrio, rompe su silencio, me sujeta mi mano derecha con sus dos manos, pide permiso para hablarme y con acento inglés en un espaninglis dificultoso en su entender me dice: Impresionante, impresionante, impresionante, gracias por dejarme vivir este momento, es cierto ya me lo decían, lo he podido vivir aquí, en Granada, en este barrio, El Realejo, Cristo vive y hoy lo he visto en sus gentes, en sus calles.



Así fue, como os lo cuento,………… esta joven era de Irlanda del Norte y en la mañana del Miércoles Santo aterrizó desde su ciudad natal en el aeropuerto de Granada, sin saberlo y quizá sin buscarlo ella también lo encontró, sintió en primera persona el Aroma de un barrio que vive apasionadamente en sus calles su devoción, sintió como Cristo vive en los corazones de miles de personas, anduvo junto a Jesucristo, fue uno más y sintió como “la noche de los sentidos y del espíritu” purificaba la fe desnuda e incondicionada. Ella esa noche encontró respuesta a muchas preguntas, lo tuvo claro hasta llegar a la rotundidad del convencimiento, lo allí vivido era real, verdadero, dando sentido a la palabra de Jesucristo “Donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy en medio de ellos”.
Lo que allí ocurrió pudo ser en otra calle, otra joven, distinta delantera de paso, otra cuadrilla, cualquier otro día de la Semana pasionista, distinto momento, pero seguro allí estaba el mismo Dios con su mismo Barrio.
**
 Sí…….. el Realejo, su forma de querer y entenderse con Dios, convence, certifica, revive, aviva, contagia, inspira los más bellos sentimientos, alimenta al espíritu y gratifica el paladar de los sentidos. El Realejo, sus gentes, no se conforman en amar y sentir individualmente la presencia de Jesucristo en sus vidas, sus cofrades necesitan querer al Hijo de Dios en Hermandad, sienten la necesidad de compartir ese Bendito amor, es la comunión de lo Sagrado, es la mezcla de miles de almas en una sola.   
El Realejo, y su interpretación del amor,……… decidme…… existe mejor marco donde triunfe lo bello sobre lo bello, no hay otro barrio en el mundo que supere a nuestro Realejo,………. lo bello sobre lo bello,………..El Amor de una Madre a su hijo, la Madre del hijo de Dios acunada en paso de palio por las calles de su barrio, Bendita tú entre todas las mujeres, ave madre mía, amor de madre, caricia buena,……………… sí la madre de Cristo en paso de palio de Realejo, …………….. posiblemente el mayor éxtasis estético de plasticidad y armonía que se pueda vivir, la belleza en perfecta sincronización con la belleza.
María es la Madre de Jesús, madre de aquel en el que Cristo vive, por eso tú eres Madre del Realejo, y en tu palio sobre mecida de bambalina se pueden rezar letras de oro bordadas en seda por las monjas dominicas del convento de la Piedad………….. Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús,………. Tú eres la novia del Realejo, nos regalas el espíritu y endulzas el alma,…..Victoria de amor, virgen inmaculada, en la gloria de Dios eres esperanza para la Iglesia y toda la humanidad, alegría de tus hijos.
Tú María que viviste  en estrecha unión con Jesús en la casa de Nazaret, hoy vives en la Iglesia en íntima comunión con tu Hijo, y sigues presente en la Eucarístia como flotas entre varales de oro cada Domingo de Ramos………., los doce apóstoles buscan tu mirada limpia sin lágrima alguna, sí en tu cara no existe llanto pues tu victoria es atraer la venida del Espiritu Santo, como ya lo hicieras en Pentecostes con tu presencia en el Cenáculo para revestir del divino don a los apóstoles.
Estar pendiente de la Madre de Dios es tener asegurado el don del Espíritu Santo siempre en nuestras almas. María es sagrario del Espíritu Santo.
Ya lo decía San Juan y San Lucas en su palabra, enalteciendo a María como creyente ejemplar y madre de discípulos fieles, y la de su prima Isabel “Dichosa tú por haber creído”. Mensaje que mantiene vivo las gentes del Realejo, sus hijos y especialmente los hermanos más comprometidos en el amor a María, mostrando que Ella es camino para llegar a Dios e invocar su ayuda y su apoyo en cualquier momento de la vida, benditos apellidos en su labor a veces desmesurada Saez y Castro, Lapresta, Fernández, Herrera, Sabater, Barrales, Osuna, Carvajal, Cordones, Cuevas, Moreno, León, Pavón, Barroso, Hidalgo, Vedia, Fernández, Sánchez Pantoja, Cañavate, Cabello, Padial, Cañas, Domenec, Coronel ……………….

La Madre de Dios en el Realejo es Amargura, amargura en el anuncio de un Hijo condenado al sufrimiento, derrotado en lo físico, azotado por la incomprensión, desecho en sangre, no pudiendo aliviar su dolor con el abrazo, quedándole solo un cruce de miradas para llegar al consuelo de compartir la propia pena.

Aprendamos de la virgen a amar y a estar presentes allí donde Jesús sufre en los otros. Sigamos el ejemplo de sus monjitas, madres comendadoras de la orden de Santiago, entregadas a Cristo en el amor a María Santísima, pues ellas te dieron desde la clausura para que Granada entera se llenara de serena mirada “Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Barrio se recrea, en tan grandiosa belleza”.  
María es testigo de toda la vida humana de Cristo, desde la venida del seno del Padre a su maternidad y desde la ascensión al seno del Padre con la carne tomada de la Madre. María fue testigo de los acontecimientos de la salvación en su desarrollo histórico, culminado en la muerte y resurrección del Redentor, y guardó «todas estas cosas, y las meditaba en su corazón».
María Reina del Rosario vivió junto a Cristo sus Misterios Dolorosos, vivió la agonía de Jesús en el Huerto, la flagelación del señor, su coronación de espinas, la cruz a cuestas en su tercera caída y la crucifixión y muerte de nuestro señor.
Su presencia en nuestras vidas es vital, modelo a seguir como miembros de la Iglesia en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta unión con Cristo. Hago míos los versos del poeta y te vuelvo a soñar Señora del Realejo, escoltada por multitud de miradas entre Rosarios de Amor y filigrana de oro buscando secar las lágrimas de tus mejillas, salve, salve Estrella de los Mares, Virgen Guapa, Rosa Temprana:

¡Qué sería la vida sin tí!
Una senda sin ritmo ni sangre,
un abismo sin noche ni día.
Tú prestas al alma sus alas,
que sin ellas el alma moriría,
sin estrellas, sin fe, sin las claras
ilusiones que el alma quería.
¡Ave Rosa del Cielo, estrella solemne!
Llena rosa de gracia y amor,
todo el cielo y la tierra son vuestros
y benditos serán los maestros
que proclamen la voz de tu flor.
Y bendito será el bello fruto
de tu bello evangelio solemne,
y bendito tu aroma perenne,
y bendito tu pálido albor.

El alma de María anida en cada uno de los cofrades del Realejo glorificando al Señor, y su espíritu, oxígeno de vida en las Hermandades del Barrio exulta a Dios. Una bonita historia de amor entre sus gentes y su Bendita Madre, preludio del acentuado cristianismo de su religión y creencia en Dios.
Pero la grandeza de María en su Barrio, en nuestro Barrio, en el Realejo, también está en ser plenamente humana, plenamente mujer, plenamente cotidiana, así en el Realejo se le dice Guapa, Guapa y Bonita y Bonita, Greñua Guapa…………………, a veces compartiendo con ella problemas o vivencias como si de vecina se tratara, María Santísima de la Misericordia es esa madre, hermana, hija, amiga a la que  se le confiesan los secretos más profundos del alma, las preocupaciones de la familia, del trabajo, se llora con ella por el sufrimiento de las necesidades, los vecinos del Realejo hablan con su Misericordia, no le piden solo hablan pues María anuncia que si miramos a nuestro alrededor con los ojos sencillos y limpios de la fe, podemos percibir la misericordia de Dios en favor nuestro.
María Stma. de la Misericordia tú eres firme protección, refugio seguro, intercesión vigilante, salvación perenne, auxilio eficaz, socorro inmutable, sólida muralla, tesoro de delicias, paraíso irreprensible, fortaleza inexpugnable, trinchera protegida, fuerte torre de defensa, puerto de refugio en la tempestad, sosiego para los que están agitados, garantía de perdón para los pecadores, confianza de los desesperados, acogida de los exiliados, retorno de los desterrados, ayuda para los que han sido condenados, rocío para la aridez del alma, gota de agua para la hierba marchita, Misericordia tu eres ascuas de luz en nuestra oscuridad……….


María en el Realejo, contempla en un Campo del Príncipe fundido en monte Calvario a Jesús Clavado en la cruz, es el encuentro entre Hijo y Madre. Cruce silencioso de miradas vaivén intensísimo de dolor y amor mutuo. Cristo ha muerto, las tres de la tarde, como tres son las horas y que tres horas las de su Madre con los ojos clavados en El.
María al pie de la cruz presencia como la misericordia de Dios condena a su propio hijo para perdonarnos a nosotros. Es la hora nona del Viernes Santo multitud de personas, siguiendo una tradición granadina heredada de generación en generación contemplan también a Jesucristo en la Cruz. Suena un cornetín, seguido de suplicas a la espera de la concesión de tres gracias, mientras en el cielo el sonido fúnebre de la campana de la Iglesia de San Cecilio, tañe por tres veces. Antes desde la Espadaña de Santo Domingo llegó mecida por el viento y en volandas hacia Jesús, la Soledad de María en paso caoba rematado en orfebrería de plata, elegante en su andar, el cielo su palio y su anhelo no separarse de El, al pie de la cruz. La virgen sostiene sobre su mano derecha un paño de pureza que descansa en su regazo, donde alberga la corona de espinas y los clavos de la crucifixión, junto a ella un angelito con unas tenazas en las manos queriendo arrancar tanto dolor.
Qué dura fue la soledad de María, después de estar con quien estuvo y por tanto tiempo. Sí, la soledad de la Virgen comenzó mucho antes del Viernes Santo y duró mucho más;

 “Sin esposo, porque estaba José de la muerte preso;  sin Padre, porque se esconde; sin Hijo, porque está muerto;  sin luz, porque llora el sol;  sin voz, porque muere el Verbo;  sin alma, ausente la suya; sin cuerpo, enterrado el cuerpo; sin tierra, que todo es sangre; sin aire, que todo es fuego; sin fuego, que todo es agua; sin agua, que todo es hielo...”
Así lo cita Lope de Vega con todo el realismo humanamente posible,……………. es la Soledad de María.
¡Hasta dónde tuvo que llegar María en su amor de Madre!  El colmo del sacrificio está en ver morir a los seres amados. La más alta cumbre del amor, cuando se trata de una madre, no está en dar la propia vida a Jesucristo, sino en darle la vida del hijo.
Aún imaginándolo nunca podremos ni remotamente sospechar lo que significó de dolor para su corazón de Madre el contemplar, en silencio, la pasión y muerte de su Hijo. Ella, su Madre. Ella, que sabía perfectamente quién era Él. Ella que humanamente habría querido anunciar a voz en grito la nefanda tragedia de aquel gesto deicida, en un intento de arrancar a su Hijo de las manos de sus verdugos. Ella, que en último término habría preferido suplantar a su Jesús... Ella tuvo que callar, y sufrir, y obedecer. Esa era la voluntad de Dios. Y con el corazón sangrante y desgarrado, de pie ante la cruz, María repitió una vez más, sin palabras, en la más pura de las obediencias, “hágase tu voluntad”.

Pero esto no evitaba la Angustia de una Madre,…………. Jesús de Arimatea y Nicodemo desclavaron el cadáver de Jesús, y lo bajaron con respeto”…………... María con su hijo muerto tendido en su regazo, es la escena central de nuestra devoción hacia ella, ¡Cuantas y cuantas veces el Realejo vive ese momento doloroso para la Virgen! y nunca nuestros ojos se cansan de mirarlo. En esos momentos en que nos pesa la conciencia, o los años, o la enfermedad, o la desgracia, encontramos el consuelo en el regazo de la Virgen, dulzura y esperanza.
¿Os imagináis el dolor inmenso ver morir así a su hijo? La Virgen nos enseña a sufrir con paciencia y fortaleza las penas y los dolores de la vida. Su cara es reflejo del alma, el dolor y la resignación se difumina en luz que ilumina todo el Realejo para adentrarse por el Cerro Mauror hacia la Alhambra, Angustias de Santa María de la Alhambra dulce mirada y sereno sufrimiento, la perfección, su mano derecha eleva suavemente la cabeza de Jesucristo y con la izquierda toma su mano, y el amor se eleva en canastilla de plata desde el patio de los leones del palacio árabe sobre toda Granada.
 
María, amor, Jesucristo, son la misma palabra, es un solo significado, María ayuda al cristiano a entablar una relación auténtica con Cristo,………… contemplando a la Madre de Dios, aprendemos a vivir en una comunión más profunda con Cristo, a unirnos a él con fe viva y a poner en él su confianza y su esperanza, amándolo con la totalidad de su ser.
Por eso nuestro barrio no se cansa una y otra vez, y hasta siete veces será, en proclamar la Realeza de Nuestra Señora, Salve Regina, Regina Caeli, Ave Regina caelorum,……… Salve Reina, Reina del Cielo, Salve Reina del Cielo, María es Reina del Universo en su divina maternidad, Reina del Universo como corredentora de la humanidad, el reino de María es eterno y universal, de verdad y de vida, de santidad, de gracia, justicia, de amor y paz.
María empezó a ser reina en el momento mismo en que concibió por obra del Espíritu Santo a Jesucristo Rey; reafirmó su realeza por derecho de conquista con su compasión al pie de la cruz de Jesús; la ejerció sobre la Iglesia primitiva sobre los apóstoles y primeros discípulos del Señor, y sigue y seguirá ejerciéndola eternamente en el cielo sobre todos los seres creados.
Coronándola, proclamamos el reinado de María sobre todos nuestros corazones y su amor incondicional. El 31 de mayo de 2.015 brillará nuevamente corona celestial sobre tu bendita alteza, si, tú virgen guapa y serena, Amargura, María Santísima,….. el Realejo volverá a ser una vez más cuadrilla de blanco costal para llevarte a tu altar real entre bambalinas y varal, tus priostes te vestirán de Reina, lucirás blanca saya de novia filigrana de María Santísima de la Victoria, tu rango ese día será el de Capitana del Realejo, tu palio se mecerá entre Rosarios de perlas de Mi Rosa Temprana, Soledad encomendará a su ángel querubín y a su niño facundo que sean pajes infantiles y lleven en cojín aterciopelado ofrenda de amor de tus monjas madres comendadoras, ángeles del cielo en la tierra, y el trabajo y la devoción sin límites de todos tus hijos los Hermanos de Jesús en la Oración en el Huerto, y como no, tus madrinas Misericordia y Santa María de la Alhambra llevarán tu misma corona virginal, y la primavera será más primavera que nunca, el cielo te abrazará, tu Amargura se aliviará y en la calle Santiago el sueño se hará realidad, tu Realejo será altar y Granada entera verá a la virgen coronar, una vez más la Gloria vendrá…….¡Gloria al Realejo y al cielo todos para la Amargura Coronar!
**
Nos encontramos a punto de entrar en el sueño del despierto, durante ocho días alimentaremos el alma, viviremos todos en permanente comunión, el Realejo y sus calles volverán a ser alfombra perfecta para el rachear costalero, tapiz de cera nazarena, sus fachadas se revestirán en bellos terciopelos, sus balcones y azoteas serán fuentes de pétalos de rosa al paso de sus vírgenes, púlpito y pedestal para lanzar piropos, vítores y saetas al viento. Pero yo diría aún más el Realejo está en un sueño permanente durante el resto del año, ansiando llegar a esos días cuaresmales donde fluyen los actos, que se suceden unos a los otros, ensayos costaleros, conciertos, presentación de carteles, pregones, cabildos de salida, limpiezas de enseres, repaso de itinerarios, triduos, quinarios, jura de reglas, medallas a los nuevos hermanos, funciones principales, reparto de hábitos, retirada de papeletas de sitio, traslado de pasos, retranqueos, vía crucis………… su ritmo cardiaco aumenta, no hay tregua, no hay remanso, no se arría, no hay tiempo para el relevo, el compás se acelera y nos lleva casi a paso de mudá al dintel de su Gloria, y prácticamente sin darnos cuenta nos encontramos de nuevo a punto de vivir su Semana Santa.
Pero en este incesante caminar, en el que año tras año se repite el mismo ritual, donde se nos va un año más y nos queda uno menos por llegar, similar en su protocolo, a veces diferente en la forma de vivirlo y sentirlo, en el Realejo……… aún queda tiempo para el recuerdo,………… la voz del recuerdo resuena permanentemente en el aire del Realejo, imposible olvidar tanto amor, pasión y entrega de los que ayer se fueron y siempre estarán, sus gestos aún hoy definen a nuestro Barrio, su ejemplo es impulso al relevo generacional, sus voces siguen siendo consejo, aunque a veces su nombre es volver a llorar, añorar al amigo, al hermano que se va,………………… Ellos, los que se fueron para siempre estar, igualan en la trabajadera celestial, D. José Gómez Sánchez Reina, Barroso, D. José Ocaña, D. José Morales, D. Antonio Sánchez Osuna, D. Juan Ignacio Roldán y muchos otros, seguro que en el cielo en Hermandad estarán.  
El Realejo y sus Hermandades están llenos de vida, más vivos que nunca, y se preparan para hacer realidad una vez más, la gran Catequesis Popular celebrada en plena comunión,…………… su Semana Santa,……………… verdadero acto penitencial en pública protestación de Fe de todo un Barrio, todo un pueblo en Hermandad.

El Realejo invita a amar más que nunca, despierta el alma a través de los sentidos y durante siete días pasamos a ser parte viva de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, haremos de nuestras calles el camino que nos lleva a ser estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento del Altar. El Realejo se convierte y se reafirma en su condición de fedatario público que levanta acta y da fe aún más si cabe que Dios existe, sus vírgenes llorarán y amarán a Cristo, Reinas del Realejo, la Madre de Dios Reina del Cielo, querrá que nuestro Barrio sea el mejor paso de palio que se pueda imaginar, llevándola a sones de marcha primaveral a los Cielos junto a su hijo una y mil veces más.
Y todo ello, el cofrade del Barrio del Realejo necesita vivirlo en plenitud, en total Hermandad, sintiéndose cofradía al andar y sin complejos, es más, sintiéndose orgulloso en su forma de amar y rezar.
**
En breve volveremos a ser testigos de la más bella historia jamás contada, dar la vida por la vida,………. la Iglesia de Santo Domingo será Cenáculo perfecto donde se instituye la Santa Eucaristía en pórtico de volutas renacentistas y platerescas, es la Cena del Señor.
 “Así pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”
Cuarenta y cinco almas por cuarenta cinco almas costaleras a paso largo y costero a costero elevan sobre el Realejo blanca custodia revestida de un Dios hecho hombre,…………….
…………….para llegar a la noche del lunes Santo donde vendrá la traición,………………….. por calle Santiago, Jesús y sus apóstoles se adentran en el bendito Huerto llamado Getsemaní donde Jesucristo ante la presencia de Pedro, Juan y Santiago, bajo un gran olivo, y sobre canastilla dorada de madera tallada de cedro real, se entrega del todo en la vigilia del alma, mientras un ángel del cielo, entre rezos y cantos de monjas comendadoras, reconforta la pasión cruenta que queda por venir,………………………. unos metros más abajo en la intersección de las calles Ancha Santo Domingo, Varela, y Jesús y María, Jesucristo es preparado para el escarnio y la burla, su espalda se cubre con clámide púrpura, un sayón incrusta con sus tenazas corona de tres varas de espino bien trenzadas en las sienes del Señor, a la vez un judío se le arrodilla ante la presencia de un miembro del Sanedrín y la vigilancia de un centurión romano, sus manos atadas llevan cetro de caña y en su alma palpitan sones de amor de su Dulce Nombre de Jesús……………. ya en el Miércoles Santo es conducido a su fatal destino en la Tierra, toma la Cruz, con su mano izquierda temblando la sujeta y la apoya sobre su hombro, la comitiva avanza por Calle Pavaneras al compas de un blanco mar uniformado de gala, Caído Bajo tu Cruz, Jesús comienza a andar con paso firme, un centurión en el Realejo llamado “Viriato” señala el camino que a de seguir, sus pies desnudos y ensangrentados, debilitado por la pérdida de sangre, devorado de calentura y sed, Jesús cae y se arrodilla abrumado por el peso de la cruz, su mano derecha busca el apoyo de la tierra, ya en Calle Carnicería por tercera vez Jesús vuelve a caer, y en su tercera caída encuentra cuadrilla de cirineos que llevarán al cielo su Gloria …………….. Jesús va de frente, siempre de frente, aunque a veces su dolor y la debilidad de sus ya escasas fuerzas le hagan ir hacia atrás, el Gógota está próximo, Jesús va a su Crucifixión, en la tarde del Viernes Santo…………. Jesús y el Realejo entero mueren en la Cruz del Campo del Príncipe…………… su cuerpo clavado en la cruz sobre calvario de clavel rojo, flanqueado por cuatro evangelistas que transcribirán a la humanidad lo allí ocurrido, entre altos brazos de luz que miran al cielo, su cabeza sin corona de espinas y con potencias de realeza divina queda inerte inclinada hacia la derecha. Sus piernas, como quebradas, dirigen sus rodillas hacia el lado izquierdo, ¡cuánto dolor padecido en la cruz!, su sangre derramada aún mana de su costado derecho, todo se ha consumado María en su Angustía toma en sus brazos el cuerpo de Jesús descendido de la Cruz para por última vez sostener a su querido hijo, a quien no pudo dar muestra de amor en todo su martirio………………………..El silencio rodea todos los rincones del Realejo, sus gentes quedan perplejas, sumidas en la contemplación, en la oración, meditando, pidiendo su favor, absortos en la pasión y muerte de Jesús, todo ha sido vivido desde su inicio en primera persona, la crudeza de los hechos a veces nos desorienta y nos hace sufrir, delatando al hombre sin humanidad, nos lleva a tomar conciencia de la realidad que vivimos también llena de injusticia, cobardía, carente del amor al prójimo, egoísmo, envidia, maltrato a la vida, desvirtuando lo que debe ser la bondad de la naturaleza del hombre, cuanto Cristo vivo aún queda en nuestra mundo castigado por la pobreza, la guerra, la incomprensión, cuanto Cristo convive a nuestro lado ante a veces nuestra indolencia e impasibilidad al sufrimiento del prójimo, los pecados del alma llegan a apagar nuestro espíritu,……….reviviendo el mayor gesto de amor que pueda existir entramos en el análisis interno, íntimo y autocrítico de nuestra Fe……… “Morir con Cristo para vivir con Cristo”, este el mensaje que se refrenda con la Resurrección, La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, según las escrituras “Cristo fue sepultado y al tercer día Resucitó entre los muertos”  pero El Realejo no puede esperar al tercer día y es como María Magdalena y las santas mujeres, el primer mensajero de la Resurrección de Cristo, media hora antes del rezo del Angelus en la mañana del Domingo de Resurrección, una Dulce mirada de Niño Jesús da nombre al gozo de nuestras almas, en su mano izquierda una cruz de caoba y marfil mientras con la otra nos llena de bendición, su rostro reboza de belleza, bondad y amabilidad, es portado en un pequeño paso en caoba y plata con incrustaciones de marfil iluminado con la luz del corazón de cientos de niños facundillos,………….. y la Gloria se hizo en el Realejo…………. sí, en el Realejo Gloria porque suenan campanillas de barro que anuncian la alegría de la Resurrección de Cristo, fundamento de la fe cristiana, es la coronación de la historia, la confirmación de que la salvación del hombre no es una ilusión, sino una realidad, la victoria sobre todo mal y todo límite humano. Sí así será Dios lo quie ra………..
**
Y mientras tanto Gloria al Realejo, sí en el Realejo Gloria porque muy pronto de nuevo será Domingo de Ramos, y volverá la alegría de ver culminada la espera. Vivir lo soñado. Es hora de endulzar el alma y convertir nuestras vidas en alegría de Domingo de Ramos donde recibimos la llegada de Dios. Es la hora de mirarnos a la cara, de hablar con el corazón y pasar a los hechos.
Gloria al Realejo, por dejarnos sentir en tu seno la llegada de lo esperado, sí en el Realejo Gloria, porque vivir las vísperas en nuestro barrio es un regalo del cielo, los días cuaresmales donde nos preparamos para nuestra Semana Mayor son cadena de ancla que une nuestros corazones más todavía a nuestras Hermandades, es todo un placer que se convierte también en un sueño esperado, Gloria a ese día de traslados de pasos por calle Santiago a la Catedral del Realejo, Gloria a la sucesión de retranqueos ya en el viernes de Dolores, viacrucis de Favores, procesión infantil, concierto de nuestras bandas, es imposible no soñar con su llegada y anhelar vivirlos año tras año.

También Gloria, porque no a las cuadrillas y capataces que casi arrestan por ensayar, pero también las cosas como son Gloria a la autoridad que sabe rectificar. Señores en nuestro barrio será imposible aparcar, pero que Granada entera lo sepa en el Realejo y en cuaresma será siempre un placer ensayar.

Gloria al Realejo, sí a ti Realejo Gloria, por ser Palacio que guarda el mayor tesoro, Gloria a tus calles, desde Antequeruela Alta, Carril de San Cecilio, Cuesta del Realejo, Calle de Belén, Molinos, Santiago, Damasqueros, Pavaneras, Carnicería, Jesús y María, Gloria a tus plazas, campo del Príncipe, Plaza Santo Domingo, Fortuny, Carlos Cano, Girones, Gloria a tus iglesias, y Gloria a tus conventos y monasterios porque ellos atesoran también a sus monjitas y padres que dan su vida a Dios y María, tanto le debemos las Hermandades y Cofradías a nuestras madres del Convento de la Madre de Dios, a las monjas clarisas de Nuestra Señora de los Angeles, a las monjas dominicas de Santa Catalina de Sena y a los padres dominicos de Santa Cruz la Real que siempre le estaremos eternamente agradecidos por dejarnos compartir su amor.

Gloria al Realejo, sí a ti Realejo Gloria, por ser fuente de inspiración, dejarnos vivir contigo, mostrarte en toda tu esencia, eres el Reino de Dios y altar de María Santísima, Gloria a sus gentes que en ti habitan día a día, bien en cuerpo o bien de corazón, su vida, su trabajo en el barrio, Gloria por ser un barrio donde las mentiras no tienen verdad, Gloria a todos los que os sentís Realejo y lo amáis. Alcalá amigo Rafa nadie mejor que tú como ejemplo, tú que desde muy de mañana ya estás en íntima conversación por las calles de este bendito barrio, quien te vea puede pensar que hablas solo, pero nada más lejos de la verdad, tú estás hablando con tu barrio, con el Realejo.

Gloria al Realejo, manantial de juventud cofrade, sí en el Realejo Gloria, porque la juventud en nuestra Hermandades y Cofradías nos garantizan ser generación tras generación, Gloria a nuestros pequeños, nuestros hijos también partícipes de nuestra tradición (mis niños Migue, Esperanza, Marta, Pablo, Laura), aval de continuidad, que llenan nuestros cortejos de inocencia, alegría e ilusión revestidos de acólitos infantiles.
Gloria a ti “aguaor” que siempre estás ahí en el auxilio y en la calma de la sed al costalero, Gloria a todos esos anónimos “aguaores” que existen en nuestras hermandades y están siempre dispuestos sin pedir nada a cambio al servicio del hermano, atentos a quien lo necesita, Gloria a vosotras madres, esposas, compañeras que nos comprendéis y perdonáis nuestras ausencias en noches de ensayos costaleros, reuniones, (Yolanda, Sabi, Bea, María Jesús, Nona) gracias por seguir a nuestro lado compartiendo de una manera u otra la misma pasión.

Gloria al Realejo, sí en el Realejo Gloria, porque la belleza y el arte comulgan con el verbo amar creando un idilio difícil de superar,  Gloria a los vestidores de las Reinas del Realejo Gloria a sus priostes, hermanos que se ocupan de deleitar los sentidos hasta llegar a lo más sublime del éxtasis de lo estético, ensalzar la belleza con más belleza si cabe.

Gloria al Realejo, sí en el Realejo Gloria, desde el nazareno de la cruz guía, al hermano de luz, penitente, acólitos ceriferarios, acólitos turiferarios, mantillas, costaleros, músicos, pasando por el Hermano Mayor y su junta de gobierno hasta llegar al hermano que empuja el carrito de la cera ya cansada, pues todos ellos son cofrades de Cofradía pero lo más importante son hermanos en Hermandad.
Gloria a los hermanos de la Cañilla por ser ejemplo del trabajo desde la humildad y darnos la alegría de su Dulce Nombre, Gloria a todos los “greñuos” hermanos de la Misericordia y Favores por sentirse Realejo del Realejo, Gloria a los hermanos de la Santa Cena porque su Victoria está en el amor al prójimo, manantial de amistad, Gloria a mis gentes del Tres Caídas y Rosario por seguir ahí, queriendo a Cristo y a su bendita Madre, todos juntos como hermanos, Gloria a Santa María de la Alhambra y sus hermanos, porque sois del Realejo, harina del mismo costal, y a hombros o a costal nunca te faltará gente que sienta el privilegio de poderte llevar, Gloria a los hermanos del Huerto pues con su Amargura el cielo por instantes tocarán en ese mes de mayo cuando vean a su virgen coronar…… Gloria al Realejo, sí al Realejo Gloria……… y al Cielo sus Cristos y sus Reinas con sus Hermandades y Cofradías.
**


Pero no puedo despedirme de ti Realejo, sin antes hablarle a mi Cristo. Realejo préstame tu luna para contarle mis secretos. No existen palabras suficientes en el mundo ni espacio en estos papeles para decirte lo que yo te quiero.
Mi voz como cada miércoles santo busca el viento para acariciar tu rostro, quiero seguir viendo tu mirada infinita, soñé siempre ser tu costalero, llevarte sobre mi cerví mientras el viento de la noche gira en el cielo del Realejo y canta tu pasión, he soñado tantas veces llevarte bajo el Realejo bendito infinito.
Mi Cristo guapo, Cristo valiente, aunque siempre siento tu presencia estés donde estés, el Realejo anhela tu presencia, el Realejo se quiebra si no te tiene en su altar, siempre en  la espera del segundo fin de semana de la cuaresma, benditas tus madres clarisas que te atesoran y te miman en su Convento de Santa Isabel La Real, hoy ya el Realejo es más Realejo que nunca, y tu Madre del Rosario más madre si cabe, alguna vez pensé que el sentido de tenerte tan lejos del Realejo y a la vez tan cerca es poder sentir tu infinita gracia en las calles de Granada por tres veces más, Albaicín, Granada y Realejo.
Sentir tu presencia, alivia, fortalece, consuela, gratifica y elevan mi alma, solo tú Cristo mío, Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas.


Siento resurgir cuando pienso en ti, siento en mi cuello el dolor de tu pasión, cada mañana, cada noche pienso en ti, eres como un sueño contigo, como un bonito sueño.
Por dejarme quererte doy las gracias, déjame volver a vivir la bendita locura de tu pasión, déjame acariciar tu cara una vez más, déjame tenerte cerca, frente a frente. Tu nombre en mi corazón atraca……..tú me despiertas de la duda e incredibilidad,………Eres mi Señor caído que se levanta por tres y mil veces más………….tu mano derecha la apoyas en la cuadrilla de mis amores, corazones que quieren a Cristo, hombres revestidos y bendecidos por costal morado,…………… los hombres buenos del costal, tus cirineos, tu cuadrilla del arte, pasión, devoción, amor derramado sin contemplación y sin complejo, su andar juega con la medida de la desmedida, su descaro es patente, si y lo digo en alto, descaro, porque aquí, tu cuadrilla del Realejo no se esconde en enseñar como te quiere, como se quiere a Cristo……….., si, si, así Juan llama a tu Estrella un poco más, así se quiere a Cristo, Chico, Víctor, Javi, Alex, Jesús hay que seguir queriendo a Cristo, Montoya, Marina, Kirri, Gallegos una vez más……………….  devoción, pasión, el amor verdadero no tiene final feliz, simplemente no tiene final……………..


Por eso Realejo con el gozo en mi corazón déjame que alce mi voz para decirte desde este tu altar bendito que el ¡A esta es! llegó una vez más y ¡Al cielo! nos volverás a llevar....... Paules “todos por igual” valientes ¡Al cielo Tres Caídas!..............¡Gloria al Realejo y al Cielo mi Cristo de la Tres Caídas, y todos vosotros sus Hermandades y Cofradías!........................VENGA DE FRENTE HERMANOS. 


Granada 10 de Marzo de 2.012


Las líneas de este pregón se vieron completadas un Domingo 
26 de febrero de 2.012 

¡Gloria al Realejo!