lunes, 1 de marzo de 2010

ESTÁ DE NUEVO EN SANTO DOMINGO

A las seis en punto de la tarde de ayer, comenzaba la solemne misa que precede al traslado en Vía Crucis que lleva cada año a nuestro Titular Cristífero, el Muy Antiguo y Milagroso Señor de las Tres Caídas hasta nuestra sede canónica.


Durante 50 minutos se desarrolló dicha eucaristía, que - oficiada por el Padre Serafín - ha sido seguida por numerosos hermanos que esperan con anhelo este ritual, de acompañar al Señor en la tarde de este segundo domingo de Cuaresma.

Comenzó con procesión claustral mientras la Coral de San Juan de Dios entonaba música sacra desde el altar mayor, para Nuestro Señor.



Una vez finalizada la eucaristía, a las 19,15h la Cruz de Guía se ponía en la puerta de Santa Isabel la Real, iniciando el rezo del Santo Via Crucis por un numeroso grupo de hermanos, que han participado tanto con cera, como realizando otros cometidos varios como portar al Señor.



Todo se venía desarrollando de manera tranquila, hasta que la Sagrada Imagen ha entrado en la sede del MADOC, momento este en que hacía acto de aparición la temida lluvia. A partir de ahí, la Hermandad ha acelerado el paso salvando la distancia entre capitanía y nuestra sede, donde terminamos el rezo de las estaciones del Via Crucis, en el Altar Mayor de Santo Domingo.

En unas horas ampliaremos cuanto ha dado de si este traslado en imágenes. Estas fotofgrafías se las agradecemos hoy a Jose Velasco por su cesión para este blog.