jueves, 20 de marzo de 2008

80ª SALIDA PROCESIONAL


El pasado Miércoles nos despertaban los rayos de sol que se colaban por las altas ventanas de Santo Domingo. En nuestra sede Dominica todo se ultimaba para que la Hermandad saliera a las calles de Su Granada, salida en la que la Hermandad cumplía la 80ª salida procesional.

En el altar de insignias, la Inmaculada que remata la delantera del respiradero del paso de palio, espera impaciente ir a los pies de Nuestra Bendita Madre del Rosario, trabajo que ha sido realizado este año por Eulalia Ruiz de Valdivia, camarera de Nuestra Señora.


Desde primeras horas de la tarde, el cortejo rosariano iba tomando forma en el patio de Santa Cruz la Real, al mismo tiempo que algunas nubes hicieron acto de aparición, aunque aparentemente sin riesgo de lluvia. Nuestra Banda, como bien corresponde a un día tan especial para la Hermandad, se presentaban con su uniforme de gala, blanco.

Tras el cabildo de oficiales, la Hermandad se puso en la calle para cumplir con nuestra Estación de Penitencia en la Santa Iglesia Catedral. Como era de esperar, la Cruz de Guía salía de Santo Domingo a los sones del Himno Oficial de nuestra Ciudad, "Granada" del Maestro Lara, y adaptada por Javier Quiroga para este género musical.


Arropada por un numeroso público, la Hermandad discurrió por Ancha de Santo Domingo y Varela hasta entrar en la carrera oficial por Cuadro de San Antonio. Se sucedían valientes chicotás en el andar del Misterio de las Tres Caídas, al cual lo recibieron Sus músicos a los sones de "Mi Plegaria", para despedirse por unas horas de Fray Luis de Granada.

Tras Él, promesas y penitentes antecedían al cortejo de camareras de Nuestra Señora, que con otro valiente trabajo costalero de nuestros hermanos, volvieron a mostrar a Granada la sublime belleza de la Reina del Rosario. Otro año más, sonaba en Su honor la Salve Marinera, interpretada por la Banda de la Esperanza de Málaga, y entonada por el Coro de María Auxiliadora de la Alhambra, para continuar después, con uno de los estrenos musicales de 2007, Madre y Reina del Rosario, de nuestro hermano Juan Antonio Barros.

Una vez cumplida la Estación de Penitencia en la SIC, la Hermandad de Gloria de Santa Rita, nos recibía en su sede, sita en Calle Elvira, con ofrenda floral.
El tiempo, volvía a hacer su acto de aparición con unas tímidas gotas, que esta vez ... no cesaron. Ellos querían volver, y Sus cuadrillas, más obedientes que nunca los llevaron rápidamente a Su casa dominica.
El discurrir del cortejo fue ejemplo de compostura y motivo de la felicitación de nuestro Consiliario, el Padre Álvaro Rodado.


A todos los que quisisteis estar con nosotros en la tarde y noche del pasado Miércoles, siempre GRACIAS.