viernes, 3 de junio de 2011

NUESTRA REINA Y MADRE DEL ROSARIO A LA ESPERA DEL ESPIRITU SANTO

Un año más, nuestra Madre del Rosario ha sido ataviada de manera especial para Pentecostés por su vestidor Francisco Garví, con los colores propios de este tiempo litúrgico. Nuestra Madre se presenta con saya de aplicación en terciopelo rojo, manto de terciopelo rojo y toca de sobremanto. El rostrillo es el clásico a blonda con su característico enmarque y tocada con diadema de oro.

Como es habitual nuestra Bendita Madre porta cinco rosarios en sus manos, entre ellos dos rosarios regalados por sus hijos toreros, el "Fandi" y "Yiyo".