miércoles, 15 de junio de 2011

LUZ PARA LA REINA DE LAS MARISMAS

Un año más, una semana antes del esperado, para todos los rocieros, lunes de Pentecóstes, la Hermandad filial de Granada de la Virgen del Rocío, comenzó el camino hacia la aldea almonteña llevando consigo un pedacito de nuestra Hermandad: cera que iluminó el rostro de Nuestra Reina y Madre del Rosario.
Desde la primera acampada de la Hermandad de Granada en Huetor Tajar, los cirios han estado presentes en el altar utilizado para las misas de campaña, así como en la propia aldea del Rocío, la luz del Rosario sirvio para iluminar el Simpecao granadino.







La Hermandad filial de Granada ya se encuentra de regreso hacia su sede, la Iglesia de San Pedro, donde llegarán en la tarde del proximo jueves.