lunes, 14 de abril de 2008

QUERIDO HERMANO EN CRISTO ...


Querido hermano en Cristo:
En este nuevo tiempo que vivimos en la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo me dirijo a ti, en nombre del Cabildo de Oficiales que me honro en presidir, con orgullo y gran satisfacción para trasladarte nuestro agradecimiento y el más sincero de los reconocimientos, en primer lugar por tu participación en la pasada Estación de Penitencia y además por el impecable comportamiento en la difícil situación creada por la lluvia.
Pocas cosas son tan satisfactorias como el comprobar que, cuantos nos sentimos hermanos y compartimos devoción al Señor de las Tres Caídas y Su Bendita Madre del Rosario, participamos del acto de culto público, renovado cada Miércoles Santo, tanto mas si, como este año, se nos muestra adversa la meteorología. Más aún, la madurez y el alto compromiso mostrado, permaneciendo cada uno en su puesto y atendiendo con diligencia las indicaciones de los responsables, nos llenó de alegría y nos infundió una fortaleza y ánimos que gratifican los esfuerzos de todo el año.
En la cofradía hemos mostrado nuestra vitalidad como Hermandad y cuán elevada es la responsabilidad de cuantos la formamos. El reconocimiento obtenido, por la alta participación y el saber estar, es mérito del sobresaliente sentido cofrade de cada uno de vosotros y esto engrandece nuestra Hermandad y nos acerca a nuestros fines.
Te animo a continuar participando activamente y a que a ello animes a tus familiares y amigos que en nosotros tienen un hermano y en esta su Hermandad.
Reiterándote nuestra felicitación y agradecimiento me despido de ti. Recibe un cordial saludo en el Muy Antiguo y Milagroso Señor de las Tres Caídas y Su Inmaculada Madre del Rosario.
El Hermano Mayor.
José Luís Contreras.