jueves, 5 de mayo de 2011

DIA DE LA CRUZ, 2011

Tras la dura jornada del domingo y la mañana del lunes y sin dejar de mirar al cielo por las continuas precipitaciones, el lunes por la tarde ya podíamos admirar los dos altares de la Santa Cruz que nuestra Hermandad había levantado.


A continuación os dejamos una serie de imágenes en las que podéis ver los detalles de cada una:



Las primeras imagenes son de la Cruz de la Hermandad, situada en la Plaza de la Seda (La Alcaicería).

La cruz se encontraba sobre una estructura a modo de monumento petreo rodeada de Hortensias y los clásicos cazos, cazuelas, vasijas, platos y cucharones de cobre. A sus pies cuatro candeleros y el pero con sus tijeras, todo ello acompañado de mantones y mantillas.

Enmarcando la Cruz, habia dos estructuras que formaban en su conjunto dos hornacinas en las que podíamos encontrar, en una de ellas una imagen de vestir particular de la Virgen del Rosario y en la otra a un Niño Jesús. La estructura estaba rodeada de hiedra, la cual le daba un toque aún más real. Y junto a la hiedra, más cobres y macetas, tan características en los patios andaluces y a sus pies las tradicionales pilistras junto a cacerolas de cobre.


La blanca fachada estaba decorada de multitud de objetos de cobre, y los balcones y ventanas de mantones y picos. Así como las arcadas de la plaza, todas con picos y colchas de multitud de colores.












Ahora pasamos a la Cruz de la Plaza de Bib-Rambla:

Este Altar no pudo concluirse en su totalidad, por causa de las inclemencias metereológicas no se pusieron muchos detalles y objetos de valor que hubieran sufrido con la lluvia, como una Imagen de la Inmaculada, que iba en la mesa del Altar, diversos mantones y picos, las tipicas mesitas de taracea...

La Cruz se presentaba en lo alto de una gran estructura escalonada, inspirada en los antiguos Altares. La Cruz estaba sobre un calvario de rocas y plantas silvestres como gallumbas, cardos, rosas, hiedras, romero...

Sobre los escalones de la estructura encontramos objetos tradicionales como son platos y maceteros cerámicos, acompañados de las tipicas macetas de geranios y hortensias.
A los lados de la estructura habia dos pérgolas con dos grandes maceteros repletos de pilistras y sobre el suelo encontrabamos objetos antiguos como una rueca, un infiernillo, farolillos... objetos de cobre, cerámica y macetas.