sábado, 5 de junio de 2010

EL DÍA MÁS GRANDE, EL DÍA DEL SEÑOR

Ampliamos aquí, cuanto dio de si el Jueves del año que reluce más que el sol, en honor al Santísimo Sacramento del Altar.

En la tarde del miércoles, nuestro equipo de priostía y sus habituales manos colaboradoras, comenzaban el montaje de los altares que vienen a cerrar el trabajo prioste del presente curso, con los altares de Corpus.


Como es habitual, la AA.VV Sagrario Centro, ha confiado a la Hermandad la responsabilidad de instalar el primer Altar ante el que descansaría la Custodia tras su salida de la S. I. Catedral.


En esta ocasión, dicho Altar ha estado presidido por una magnífica talla de la Virgen de Belén, portando el rosario que Ella misma entregó a Santo Domingo de Guzmán fundador de la Orden Dominica, y el trigo del que nace el pan de la vida, símbolo eucarístico siempre presente.



A diferentes alturas, encontrábamos Imágenes Santas, y ángeles que escoltaban la Custodia, con flor como ofrenda floral, amén de los símbolos eucarísticos del Pan y el Vino junto a la Sagrada Biblia y la cartela de la Santa Cena Sacramental que procesiona en el Altar itinerante que forma el paso del Muy Antiguo y Milagroso Señor de las Tres Caídas.




Manzanilla, juncia, mastranzo y romero ponían el aroma festivo al día más grande del año.



En la Plaza del Carmen, se levantaba un Altar presidido por el Santo Patrón de nuestra ciudad, San Cecilio presentado en el dosel central - que albergaba el escudo de la Ciudad - y escoltado por ángeles que portan farolillos con cera. No podía faltar la mesa con los símbolos eucarísticos, junto a la Custodia.





Tras la celebración de la Santa Misa, daba comienzo la Procesión del Corpus Christi que - como manda la tradición granadina - iba encabezada por la Pública de las fiestas, la popular Tarasca, junto a toda la comitiva que la acompaña, precediendo a la Cruz Alzada que mostraba el camino a los miles de fieles, cristianos y cofrades que acompañaron a Jesús Sacramentado en Su recorrido procesional.


Un nutrido grupo de Rosarianos acompañaron al Señor en nombre de nuestra Corporación, que iba precedido por nuestra "bacalá" arropada de numerosos hermanos que han recibido este año su Primera Comunión.




Alrededor de hora y media estuvo la Custodia en las calles del centro neurálgico de Granada, para contemplación de las miles de personas que esperaban con paciencia la llegada del Señor en la calurosa mañana del Jueves de Corpus.



Unos minutos antes de las 2 de la tarde, la Custodia regresaba a la S. I. Catedral portada sobre la cerviz de costaleros sacramentales entre vítores, palmas y salvas, entre cánticos para el Señor ...

Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar