jueves, 1 de noviembre de 2012

NI EL NEGRO LUTO LA BELLEZA LE QUITA.

Un nuevo mes de Noviembre tiñe de negro a la Madre de Dios, para recordar a los fieles difuntos que pasaron ya a gozar de la gloria eterna. Con este motivo, nuestro hermano y vestidor Francisco Garví ha ataviado de luto a nuestra Sacratísima Titular, aderezándola con toca de sobremanto y corona. La Hermandad recuerda así a todos aquellos hermanos que abandonaron ya este mundo, además de celebrar Misa de difuntos el próximo Lunes día 5 de Noviembre, a las ocho de la tarde en la Iglesia de Santo Domingo.